La prueba de la división

Para comprobar una división debemos tener en cuenta todas la partes de la división,  es decir debemos identificar correctamente las siguientes partes: Dividendo, divisor, cociente y resto o residuo.
Pasos:
1. Multiplicamos el cociente por el dividendo
2.  Si hay residuo, debemos sumar ese residuo con el resultado de la multiplicación entre el cociente y el divisor.
3. Comparamos el resultado de esta multiplicación y de la suma con el dividendo, estos deben ser iguales.
4. Si son iguales nuestra división es correcta, si no son iguales debimos haber cometido algún error.

Ejemplo


Resuelve en clase la siguiente ficha con ayuda de tu profesora.